El chihuahua
o chihuahueño

Es una raza de perro originaria de México.
Es uno de perros más antiguos del continente americano, además de ser el perro
más pequeño del mundo

El perro chihuahua es originario del estado mexicano de Chihuahua. Sin embargo, a diferencia de lo que muchos creen, no es la razón de su nombre, ya que en la lengua del pueblo rarámuri significa "lugar árido y arenoso". El nombre original de este ejemplar es Chihuahueño y su variación se debió a la manipulación en Estados Unidos para referirse a la raza.
La historia de la raza no se sabe con certeza, la hipótesis más común y probable afirma que los chihuahuas son descendientes del techichi, un perro de compañía de la civilización tolteca de México.​ Los registros más antiguos del techichi disponibles por ahora datan del siglo IX, pero probablemente sus antepasados ya estaban presentes entre los mayas.​ Perros que se aproximan a los chihuahuas se encuentran entre los materiales de las pirámides de Cholula, anteriores a 1530 y en las ruinas de Chichén Itzá, en la península de Yucatán.​

El primero de ellos se encontró en Tres Zapotes en Veracruz, México y data del año 100. Vasijas con efigies de perro que también parecen representar al chihuahua y datan de alrededor del año 1325 han sido descubiertas en Georgia y Tennessee.
Un progenitor de la raza fue encontrado en 1850 entre ruinas antiguas cerca de Casas Grandes; Chihuahua.​ Una olla con la "cabeza de venado" ha sido descubierta en Casas Grandes, datada entre los años 1100 y 1300, demostrando la larga historia de esta raza en ese lugar.

El chihuahua actual es un perro mucho más diminuto que su predecesor. Una hipótesis considera que un antepasado del perro crestado chino, llevado de Asia a América a través del estrecho de Bering, fue responsable de la reducción de tamaño.​ La dificultad encontrada en el estudio genético para incluir al chihuahua en alguno de los clados de los perros del mundo,​ podría apoyar la idea de un antiguo cruce de razas llegadas a América con sus primeros pobladores. El chihuahua se sitúa entre dos clados: el de perros antiguos y el de perros de juguete o miniatura.​ Así, una de las teorías de origen del chihuahua encuentra que es el resultado del cruce entre otras razas que habitaron el México antiguo. Sin embargo ninguna de estas teorías ha sido aceptada al cien por ciento.

Las investigaciones genéticas han demostrado que los chihuahuas actuales son el resultado del cruce con perros europeos,​ pero además han descubierto que uno de los haplotipos de ADN mitocondrial que presentan ahora los chihuahuas es exclusivo de su raza y fue también detectado en perros precolombinos de México.​ Entonces posiblemente sean el resultado del cruce del antiguo techichi con perros miniatura europeos.

Una teoría anterior afirmaba que los antepasados del chihuahua simplemente vivían en estado silvestre en el estado mexicano de Chihuahua y fueron domesticados por las personas de la región​ hasta llegar por el comercio a prácticamente todo el México pre-colombino.

En el Códice Florentino se mencionan cuatro tipos de perros distintos: El chichi itzcuintle, Tehui, Xolo itzcuintle y el Talchichi. Este último es el más parecido y podría tratarse del ancestro puro de Chihuahua moderno.

Apariencia

Los chihuahuas son mejor conocidos por su tamaño pequeño y sus largas y rectas orejas y su pelaje corto. El AKC (American Kennel Club) reconoce dos variedades de chihuahuas: el de pelo largo y el de pelo corto. Muchos chihuahuas de pelo corto tienen pelo muy delgado, pero otros tienen un pelo muy denso y grueso. El Chihuahua puede medir hasta 16 centímetros en las piernas. Su cuerpo es compacto y bien construido.
Generalmente, el rango de altura es entre 15 y 25 cm (seis y diez pulgadas) en la cruz. De cualquier modo, algunos perros crecen hasta los 30 a 38 cm (doce a quince pulgadas). Los perros de exhibición AKC deben pesar no más de 2,7 kg (6 libras); los estándares de la FCI marcan que los perros deben pesar entre 1,5 y 3 kg (3.3 a 6.6 libras), aunque perros más pequeños son aceptables en el espectáculo. Chihuahuas de tamaños mayores son vistos por igual en las mejores y en las peores líneas de sangre. Comúnmente su dentadura es doble, esto demuestra la pureza de la raza.
Los chihuahuas pueden presentar muchos colores, desde negro sólido hasta blanco sólido, manchados, o en una variedad de colores como cervatillo (café), chocolate, azul (gris), plata, tricolores (chocolate, azul, o negro y blanco con marcas cafés y blancas), con líneas, y moteados. Cada uno de estos colores varía en tonos e intensidades, café puede ser un término para describir a un perro desde un crema muy pálido hasta un café oscuro (casi rojo), o cualquier tono en medio. Algunos tienen una talla muy pequeña de estatura y podrían caber en un bolso de tamaño medio.

Temperamento

Los chihuahuas son preciados por su devoción, grandes ojos y personalidad. Su estado de alerta, inteligencia y tamaño los hacen adaptables a una variedad de ambientes, incluyendo la ciudad y pequeños departamentos, y generalmente viven 18 años o más. Si bien frecuentemente se les considera como débiles y frágiles, el entrenamiento correcto y la socialización pueden resultar en un animal de compañía excelente.

Los chihuahuas son de tamaño pequeño y de fragilidad física. De cualquier manera, muchos de ellos centran su devoción en una persona, poniéndose demasiado celosos de las relaciones humanas de esa persona. Sin embargo, esto puede ser mitigado mediante la socialización. Los chihuahuas tienden a tener una naturaleza de clanes, prefiriendo la compañía de otros chihuahuas sobre otros perros. Por otro lado, parecen no tener conciencia de su tamaño y pueden enfrentarse a otros animales más grandes.
Muchos chihuahuas son sensibles al frío debido a su pequeño tamaño corporal. Los dueños de los chihuahuas generalmente visten a sus perros con suéteres o abrigos en climas fríos, pero para esto, hay que acostumbrarlos.
Los chihuahuas son perros ideales para personas que viven solas, para quienes tienen dificultades físicas o para ancianos ya que su pequeño tamaño los hace ideales para alzarlos o tenerlos en el regazo. La ternura y amor incondicional que ellos les brindarán los hace uno de los mejores perritos de compañía.

El chihuahua no es un perro recomendable para niños pequeños, no sólo por su fragilidad y delicadeza sino también porque si ellos son molestados en algún momento en que no lo desean pueden llegar a morder y si bien su boca es pequeña, sus dientes son muy fuertes.



Para recibir nuestra Edición Digital