El betta red dragon en la acuarofilia

En la acuarofilia existe una infinidad de especies de peces que adornan nuestros acuarios en el hogar, un pez emblemático en el mundo de los acuaristas el red dragon uno más de la variedad de los betta, nunca antes vistas, la formas de sus aletas y la diversidad de colores han hecho clasificarlos los mejores ejemplares en exposiciones para exhibir y perfeccionar la cría de este pequeño y llamativo pez

M.V. Gabriel Romero
Cmvdf: 906 / mv.gabrielromeromx@gmail.com

Hoy hablare de un pez que forma parte de los peces ornamentales que hacen lista importante en la acuarofilia a nivel mundial.
El hombre por medio de la selección y manejos genéticos logro modificar el biotipo de este animalito y ahora se cuentan con variedades nunca antes vistas, las formas de las aletas y la diversidad de colores han hecho clasificarlos en diferentes categorías y actualmente se realizan exposiciones para exhibir los mejores ejemplares y perfeccionar la cría de este pequeño y llamativo pez.
Como todo ser vivo presenta una serie de exigencias que lo hacen ser un individuo adaptable a determinados parámetros ambientales, es muy importante a la hora de adquirir un ejemplar y llevarlo a casa de cumplir con el mínimo de estas condiciones ambientales que las describiré brevemente:
La temperatura tiene relación directa con la química del agua a mayor temperatura el alimento se descompone más rápido generando Amonio y Nitratos siendo estas sustancias tóxicos para el pez, a mayor temperatura el agua contiene menos oxígeno y se pierde la calidad del vital líquido dando paso a la formación de micro organismos patógenos para el pez  Betta y a su vez disminuye la formación de bacterias desnitrificantes importantes a la hora de los ciclados de un acuario para conservar los parámetros óptimos y darle confort a la biomasa que habita en la pecera .
Por esta razón es importante mantener unos parámetros de temperatura que estén entre 26 a 29 grados centígrados. Dicho esto no es menos importante el pH del agua, nos indica la cantidad de iones de hidrógenos (H +) e hidróxido (OH -) cuando se encuentran en equilibrio se dice que el PH es neutro con un valor de 7 , cuando los valores de pH son mayor a  7 hablamos de  ( aguas alcalinas ) y cuando los valores de pH están por debajo a 7 hablamos de  ( aguas acidas ) los Peces  Bettas prefieren a guas de pH que oscilen entre 6,5 a 7 .

Existen otros parámetros como la dureza del agua que se determinan por el contenido de carbonatos, bicarbonatos cloruros, sulfatos, nitratos de calcio y magnesio. En la actualidad se conocen dos tipos de durezas del agua: la D. temporal y la D. permanente siendo la suma de ambas la dureza general (gH).
D. temporal: se determina por los niveles de carbonatos y bicarbonatos de calcio y magnesio y la D. permanente está regida por las sales de calcio y el magnesio.   
El KH (alcalinidad) tiene la capacidad de absorber o neutralizar el ácido sin provocar cambios importantes en el pH por ende si el KH en un acuario es bajo 4,5 debería monitorearse el pH constantemente, lo ideal es mantener un nivel elevado de KH en el agua de esta manera el pH mantendrá sus niveles adecuados para el pez.
Por otro lado, un KH muy elevado estaríamos en presencia de un agua muy dura y sería difícil bajar el pH, es por esto que no se debe usar agua destilada ya que esta no contiene KH esto repercutiría drásticamente al acumularse ácidos afectando seriamente al pH.
Un gH con valores incorrectos afectaría directamente al pez ya que se ven alterados procesos metabólicos, en donde se afecta la transferencia de nutrientes y productos de deshecho a través de las membranas celulares y se puede afectar la permeabilidad de los huevos en la reproducción de estos animales. Uno de los órganos más afectados es el riñón, el crecimiento se disminuye al someter a los peces a aguas de baja calidad.
Valores referenciales en cuanto a dureza del agua:

0 a 4 dH a   70 ppm (muy blanda)
4 a  8 dH     70 a 140 ppm (blanda)
8 a  12 dH    140  a  210  ppm (moderadamente dura)
12 a 20 dH   210 a 350 ppm (dura)
Más  de  20  dH a más de 350 ppm (muy dura)

Hoy día   podemos medir y valorar los requerimientos para que estos peces puedan vivir y no enfermar rápidamente, muchas veces cuando no tomamos en cuenta estos valores enfermaran y las causa de muertes son variadas dependerá de las condiciones físicas y genéticas que tenga en ese momento el pez afectado una de las más comunes es la obstrucción intestinal, por una alteración en la calidad del agua el intercambio de líquidos y el peristaltismo intestinal se afectan de tal manera que se detiene el paso de los alimentos y se van acumulando en las vías digestiva, obstruyendo y afectando la salud del mismo hasta provocar la muerte.
Se presenta un caso en donde un ejemplar de Betta de la  variedad Red Dragón se obstruye aun cuando recibía alimentos blandos  y las causas fueron mala calidad del agua, con niveles donde se podía ver una agua muy blanda y no estaba en equilibrio con las necesidades del pez afectado sus sistemas, afortunadamente se pudo detectar el problema con los dispositivos electrónicos que se encuentran en el mercado y nos permiten medir los diferentes parámetros del agua, se adiciono a esto un tratamiento al pez para ayudar a mantener el tránsito intestinal y poder curarlo.

Foto 1. pez en posicion lateral  en la superficie
Matiene nado erratico y no logra bajar al fondo

Foto2. administracion de tratamiento
Via oral para recuperar la motilidad intestinal

 
Foto 3. aplicación de masaje abdominal para estimulacion de su tracto digestivo

Foto 4. 12 horas pos tratamiento Mantiene nado normal puede bajar al fondo Del acuario


Para recibir nuestra Edición Digital