British Shorthair

El pelicorto inglés o British Shorthair es una raza de gato que desciende del cruce entre los gatos que llevaron a Britania los romanos y los nativos de la isla. Estos gatos se protegen muy bien del clima británico por su pelaje doble e impermeable, desde sus orígenes estos gatos han sido apreciados por su destreza para cazar y por su fortaleza física, aunque el carácter afable que estos animales presentaban frente a los humanos también fue un gran punto a su favor

 

Los británicos de pelo corto, probablemente la raza de gato inglesa más antigua, tiene sus antepasados hasta los gatos domésticos de Roma. Esta raza era muy apreciada primero por su fortaleza física y su habilidad para cazar, pero pronto se convirtió igualmente reconocidos y valorados por su comportamiento tranquilo de resistencia, y la lealtad al hombre. Desde el s. XIX, la cría de gatos de raza comienza a despertar interés, celebrándose reuniones, exposiciones y reuniendo todos los conocimientos que se tenían en la época para establecer diferentes estándares, según las razas. En esta época Harrison Weir elaboró un estudio acerca del British Shorthair basándose en una selección de gatos que fueron expuestos, por primera vez, en The Crystal Palace de Londres en 1871, donde el British Shorthair batió todos los récords de popularidad, compitiendo con el gato Persa. Fueron llamados British Shorthair para distinguirlos de gatos extranjeros como el gato oriental, y de los gatos de pelo largo como el gato de Angora. Las I y II Guerra Mundial provocaron la casi extinción del gato británico. Por ello, fue necesario recurrir a otras razas como el gato Persa, que se introdujo en el programa de cría selectiva del British, para intentar hacer renacer las líneas prácticamente extintas, dando más vigor a la raza. A esta integración, el British Shorthair debe el incremento de robustez, sus formas más redondeadas, especialmente la morfología del cráneo, el aumento de intensidad en el color de sus ojos, y el refuerzo de su estatura. Sin embargo, también heredó el gen del pelo largo. Más tarde, tras muchos años de cría selectiva llevada a cabo con minucioso control, consiguieron eliminar esta infl uencia casi por completo; separando del programa de cría los ejemplares nacidos con pelo largo en las camadas de British Shorthair. En agosto de 2001, el British Longhair se incorporó al grupo NBC de TICA, siendo fi nalmente reconocido por The International Cat Association (TICA) en mayo de 2009 como Highlander, un año después de su reconocimiento por World Cat Federatin (WCF). Raza también reconocida por la Féderation Internationale Féline (FIFe).
Los colores del pelo El British Shorthair muestra un amplio abanico de variedades de color: blanco; negro y su dilución, azul; rojo y su dilución, crema; tricolor; chocolate y su dilución, lila; silver; golden; y ahora también, desde la Asamblea General de FIFe (26- 27 Mayo, 2011-Bucarest), cinnamon y su dilución, fawn. Además podemos encontrarlos en muchísimos patrones: tortie, bicolor o con blanco (bicolor, arlequin, van); tabby (con sus variedades: blotched, mackerel, spotted y ticked; con sus modifi caciones: broken y marbled) y también shaded (las puntas de los pelos del pelaje con un tono distinto, más oscuro). Además, desde 1991 también está reconocido en la raza British Shorthair, el patrón colour point (mismo que el siamés tradicional). Por otro lado, el color de ojos para los mantos de color sólido y a menudo tabby es el cobre, aunque igual podemos encontrar otras variedades de color de ojos (como azul, verde, turquesa, marrón, etc), que vienen regulados según el color y tipo de manto por la normativa de la Fédération Internationale Féline.
Los cuidados Cachorro British Shorthair azul, con color de ojos en desarrollo hacia el cobrizo típico de esta variedad. Se trata de una raza con unas atenciones muy sencillas, pero básicas para su mantenimiento.
Cajón de arena: en un lugar accesible, separado de su comida y ventilado.
Cama: su propio lugar para dormir
Comida y bebida: cuanto mayor sea la calidad de su comida, más sano crecerá y por tanto, más tiempo nos regalará su amor y compañía. Es muy importante que tenga a su disposición agua fresca y limpia todos los días.
Uñas: está prohibida la amputación de las uñas, el llamado “declawing”, una atroz mutilación. con unas tijeritas especiales, le podremos hacer el mantenimiento, teniendo mucho cuidado. Si es la primera vez, es mejor que le enseñe su veterinario. También se mantienen perfectamente proporcionándole un rascador, encontraremos un sinfín de modelos en el mercado.
Pelo: Basta con eliminarle el pelo muerto para evitar que lo ingiera al lamerse. Podremos utilizar un peine de púas metálicas para gatos. Esto es muy importante durante los períodos de muda, que tienen lugar en primavera y supone una gran pérdida de pelo y subpelo.
Desparasitaciones: Interna y externa. Los veterinarios informan sobre la materia. Por lo demás, la selección natural ha hecho de este gato una raza muy sana.







CONTACTANOS
E-mail: masqamigostumascota@gmail.com

0212-424.1333/ 0412-227.0045 / 0412-274.0510

    

Prohibida su reproducción, todos los derechos reservados
Diseñado por Editorial Tuqq´s Group, C.A. 



DIRECCION