Psitácidas (loros, cotorras, pericos y guacamayas) Aves silvestres en casa

A pesar de esta gran diversidad, existen ciertas particularidades comunes a todo el grupo, el pico curvo, la cera escamosa encima del maxilar (a veces recubierta de plumas) y el pie zigodáctilo (con dos dedos hacia adelante y dos hacia atrás)

M.V. Diana Colombet

El orden de los psitaciformes está caracterizado por una gran diversidad de tamaños, formas y colores. Encontramos especies tan pequeñas como loritos pigmeo (Micropsitta spp.) de unos 8-10 cm de largo y de 15-20 gr de peso, hasta los grandes guacamayos Jacinto (Anodorhynchus hyacinthius) de 1mt de longitud y 1700 gr de peso.
En su mayoría son aves diurnas, sedentarias y arborícolas, un pequeño grupo tiene hábitos terrestres y otro, aún más reducido, hábitos nocturnos. Pero la mayoría de los que se encuentran en cautiverio, ya sea en zoológicos o en manos particulares tienen los hábitos en principios mencionados.
A pesar de esta gran diversidad, existen ciertas particularidades comunes a todo el grupo, el pico curvo, la cera escamosa encima del maxilar (a veces recubierta de plumas) y el pie zigodáctilo (con dos dedos hacia adelante y dos hacia atrás). La cera carnosa permite que los loros articulen la mandíbula superior con el hueso frontal, siendo esta capacidad única de este grupo de vertebrados. Estas características anatómicas les confieren gran habilidad para trepar y manipular alimentos.
La mayoría de los problemas de salud de estas aves, derivan de un manejo inadecuado tanto del alojamiento como de la alimentación. Así que es importante poner atención a lo siguiente:
ALOJAMIENTO: EL tamaño mínimo de la jaula debe permitir al ave dar toda la vuelta sobre sí misma con las alas abiertas son tocar ningún punto del recinto. Los loros mantenidos solo y/o en jaulas de dimensiones reducidas, deben disfrutar de períodos de semilibertad controlada fuera de la jaula para ejercitar sus alas e interactuar con sus propietarios, estimulando así su inteligencia y comportamiento social innatos.
ALIMENTACIÓN: Las psitácidas en libertad son mayoritariamente vegetarianas, alimentándose de brotes, hojas, flores, frutas, semillas, néctar, polen, bayas, nueces e incluso a veces corteza de árboles. En cautiverio estas aves se han adaptado a infinidad de alimentos, aunque no todos adecuados para su buena salud (por ejemplo pan con leche, masa de arepa etc).
gran mayoría acepta bien una dieta variada de frutas, hortalizas legumbres, mezcla de semillas y frutos secos. Pero cabe destacar, que una dieta exclusiva de semillas por ejemplo, es deficiente en vitaminas y calcio. El bajo contenido de calcio se ve empeorado aún más por el alto índice de fósforo y grasas de algunas de ellas (como el girasol) que dificulta más la absorción intestinal. Algunas variedades de aguacate pueden resultar tóxicas para loros y por eso se recomienda excluirlas de la dieta.
Para terminar, es importante subrayar que cada especie tiene preferencia por algún tipo de dieta donde predominen por ejemplo las semillas, frutas o néctar, en ese caso, se recomienda consultar con un veterinario especialista en fauna silvestre.





Para recibir nuestra Edición Digital