Cómo cuidar y mantener mi tortuga de agua

Por ser reptiles, no regulan su temperatura corporal y muchos problemas de salud en cautiverio asociados a esta limitación natural

 

  

M.V. Eric Espinoza
Clínica Veterinaria Animalia

Las tortugas de agua o tortugas de orejas rojas (Trachemys scripta elegans), se han convertido en mascotas cada vez más comunes por su fácil manutención, bajo costo, poco o nulos requerimientos médicos y larga expectativa de vida. Sin embargo por ser prohibida su comercialización, existe un gran vacío de información con respecto a sus cuidados y mantenimiento.
Las tortugas de agua hacen honor a su nombre. Viven en el agua la mayor parte del tiempo ya que en ese medio se alimentan, duermen, copulan e hibernan; saliendo solamente para tomar baños del sol, aumentar su temperatura corporal y poner sus huevos. Por ser reptiles, no regulan su temperatura corporal y muchos problemas de salud en cautiverio están asociados a esta limitación natural. Estos simpáticos reptiles pueden alcanzar los 20-30 cm en la adultez y vivir hasta 40 años, por lo que vale la pena al momento de comprar su acuaterrario, contemplar de una vez su tamaño definitivo, de manera de hacer una sola compra.
El acuaterrario debe tener un área acuática no menor a 6 veces la superficie del animal. Siendo la profundidad MÍNIMA de agua el ancho de su caparazón. El agua debe tener una temperatura que oscile entre 24 y 30ºC. Para ello es de suma utilidad incorporar un termómetro sumergible. El área seca debe tener el espacio suficiente para que pueda caber la(s) tortuga(s) y poseer algún sistema de rampa para facilitar su ascenso (se pueden utilizar rampas comerciales para tortugas, piedras o troncos). Debe colocarse el acuaterrario en un espacio de la casa donde reciba luz solar directa durante por lo menos 2 horas del día y poseer una lámpara orientada sobre todo hacia el área seca como fuente de calor permanente.
Resultan ideales como acuaterrarios las peceras. Las tortugueras comerciales poseen graves defectos de diseño por su pequeño tamaño, lo que limita el crecimiento natural de la tortuga, facilita su escape, limita la regulación de su temperatura corporal y resulta poco higiénica por las limitaciones para incorporarles filtros de agua.
Es ideal alimentarlas cuando el agua esté por encima de los 26ºC (el frío es causa frecuente de anorexia) y ofrecerles como alimento las fórmulas comerciales para tortugas en palitos u hojuelas. Debe evitarse alimentarlas únicamente con camarones, ya que ello favorece la desnutrición y sobre todo el desarrollo de hipovitaminosis A. Puede ofrecérsele como complemento 2 ó 3 veces por semana, comida de gatos, carne molida o pescado.
Las tortugas de agua o tortugas de orejas rojas, están sujetas a protección especial y está citada en el Apendice I de la Convención sobre el Comercio
Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), debido a que se adapta con facilidad a nuevos ambientes y causa desastres ecológicos desplazando flora y fauna locales cuando es liberada irresponsablemente o cuando se escapa. Por ello, ahora que conoces sus requerimientos, compra sólo ejemplares permisados y evita liberaciones en ambientes naturales de nuestro país.







CONTACTANOS
E-mail: masqamigostumascota@gmail.com

0212-424.1333/ 0412-227.0045 / 0412-274.0510

    

Prohibida su reproducción, todos los derechos reservados
Diseñado por Editorial Tuqq´s Group, C.A. 



DIRECCION