Apariencia, temperamento y cuidados de un

Jack Russell Terrier

Al tratarse de un perro de raza pequeña, el jack russell es ideal para vivir tanto en pisos pequeños como en apartamentos y casas más grandes. Se adapta a todos los espacios siempre y cuando disponga de un tiempo mínimo de ejercicio al día

 

  

M.V. Edward Badell
Dog & Cat Express

Posee un cuerpo musculoso, su cola es fuerte y recta. su hocico ligeramente ancho con los labios negros, su mandíbula es profunda, ancha y fuerte. Ojos oscuros pequeños con el borde color negro, sus orejas largas siempre se muestran caídas o semicaídas con gran movilidad, ocultando el conducto auditivo; su color predominante es el blanco, aunque puede presentar manchas en marrón o negro en varias partes de su cuerpo, su altura es 25 a 30 cm, es más largo que alto, su peso varia de entre 5 a 10 kg las hembras pueden gestar entre 4 a 6 crías y el periodo de gestación de 60 a 62 días.
Pelaje: los JRT presentan un pelaje resistente al agua, que protege al perro cuando ingresa en madrigueras o en lagos. Puede presentar 3 variantes a saber: liso, duro o semiduro, estos últimos requieren un mantenimiento más exhaustivo que los ejemplares de pelo liso.
Temperamento: es un perro vivaz, alerta, sociable, fiel, inteligente, activo, intrépido, valiente y cazadores. Por lo que requieren de espacios abiertos para ejercitarse, necesitan de un entrenamiento constante, consistente y paciente, que le permita desarrollar su gran inteligencia; no son perros recomendables para personas sedentarias, dueños primerizos o familias con niños muy pequeños.
Entrenamiento: una vez el cachorro se encuentre debidamente desparasitado y vacunado; se debe dar inicio a paseos cortos incrementándolos progresivamente para que se adapte a su entorno como sonidos, otros canes y personas desconocidas. El ladrar y cavar son unas de las cualidades más apreciadas de esta raza. Por ello debe dirigir y canalizar estas actividades realizando ejercicios y entrenamiento constante, ofrecer una hora como mínimo de ejercicios en la que se incluyan juegos que lo hagan quemar las energías acumuladas, si somos constantes en su educación, coherentes con un refuerzo positivo desde cachorro, premiándolo cada vez que realice algo bueno culminara por aprender lo que queremos transmitirle. El JRT raras veces adopta un mal comportamiento el cual puede representar un problema para los propietarios inexpertos entre estos: ladrar excesivamente, cavar, escapar del jardín, destruir plantas, hiperactividad o agresividad.
Cuidados: bañarlos una vez al mes, limpiar sus orejas, vaciar sus glándulas perianales periódicamente, cepillados rutinarios y en épocas de muda, controlar su peso; En general el JRT es un perro saludable, alegre y exuberante, el promedio de vida es de 12 a 15 años según sus cuidados y esmero de sus dueños.







CONTACTANOS
E-mail: masqamigostumascota@gmail.com

0212-424.1333/ 0412-227.0045 / 0412-274.0510

    

Prohibida su reproducción, todos los derechos reservados
Diseñado por Editorial Tuqq´s Group, C.A. 



DIRECCION